Desde el 15 de febrero el nuevo grupo – pero de artistas con experiencia – Art Caimán. En Galería L se exponen las obras de Isolina Limonta, Belkis Martin Mateo, Nadia María García Porras – mejor conocida como Maraya Shells –, Jorge Hidalgo Pimentel, Orlando Rodríguez Barea, Daniel Ortega Beltrán, Evelio Toledo y Eliseo Valdés Erustes. Todos proponen una visión particular de Cuba, de la Cuba de los 90s y la contemporánea, por el empleo de la abstracción, lo surrealista y las artes de acción como el performance.

El martes 1ro de marzo García Porras, Toledo Quesada y Valdés Erustes se dieron cita en el espacio expositivo para un intercambio con el público. Entre ellos estudiantes y profesores de la Facultad de Artes y Letras (FAyL), prensa y otros. El momento sirvió para la presentación de los videos monográficos de cada uno de los integrantes y el diálogo con los creadores presentes.

Las formas son diversas, pero como los mismos creadores expresan: los cimientos de esta colaboración reposan en la amistad y en el fraternal sentimiento de colectividad. La exposición en conjunto es heterogénea. El realismo de los paisajes urbanos de Toledo Quesada contrasta con obras de Pimentel y Mateo que muestran Cuba – en reiteradas ocasiones La Habana – en la representación no mimética del imaginario. Destacable la intervención García Porras – única artista performática de la hermandad – que desde su discurso propone una mirada sentida a lo kitsch, una valoración diferente de lo popular y la superación de las clases pobres por medio del arte.

La exposición es la primera del grupo, la enésima en la larga carrera de todos sus integrantes, y trae consigo un viraje en sus desempeños particulares. La creación se convierte ahora en un ejercicio colectivo desde lo peculiar. ArtCaimán pretende, como lo entiendo, salvaguardar la identidad cubana, no en el sentido hermético sino en lo caribeño, en lo extensivo e inclusivo. Art Caimán busca el alcance de su arte en estratos sociales de la comunidad cubana.

Galería L acoge hoy una exposición que apuesta por un lenguaje cubano, lejos de la poetización que dificultad las lecturas y que se crea en el riguroso criterio de artistas curtidos en el arduo servicio y placer de la creación.